Muévete por la EM

Si pudiera pedir una cosa en 2017…

horizonte

Podría pedir muchas cosas para este 2017, que acaba de empezar.

Podría pedir convertir el miedo en velcro, para poder desengancharme de él cuando quisiera. O una bola de cristal para dar forma a la incertidumbre de la Esclerosis Múltiple, y desvelar todos sus misterios.

Podría pedir que la enfermedad fuera sólo un obstáculo del pasado. Que no siguiera enturbiando algunos de mis planes del futuro. O que se encontrara, AL FIN, una cura, o una pista certera de hacia dónde tienen que enfocar todos los microscopios de los laboratorios.

Pediría no tener que pedir nada sobre la Esclerosis Múltipe.

Si pudiera pedir algo para este año, pediría seguir riéndome de las cosas más pequeñas y no dejarme impresionar por las cosas más importantes. Pediría seguir rodeándome de la gente de la que me rodeo, para no perderme ni un sólo detalle de todo lo que pueden aportar a mi vida.

Aunque si tuviera que escoger sólo una cosa, sólo una, pediría poder dar el beso más especial que haya dado nunca. Un beso que pasaría a la historia de los besos, que recorrería el mundo de boca en boca, que marcaría un antes y un después en la vida de millones de personas: el beso de despedida a la Esclerosis Múltiple.

    2 Respuestas

  1. Es cierto, si tuviera que pedir algo para 2017 pediría a las farmacéuticas que dejarán de sacar productos de mediocre efectividad y sacaran algo definitivo que nos curase. Hay muchos intereses en no solucionar sino en mantener la cronicidad de la enfermedad y rentabilizar sus empresas

  2. Hola a tod@s, hoy me han regalado un libro que se titula así, ” acompañante no invitada”, que buen título. Estoy deseando leerlo.

Responder a José Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *